La Tragicomedia de la Apropiación: Violencia Económica hacia las Personas Mayores

Hits: 1843

En la película italiana Feos, Sucios y Malos, una escena revela una cruda realidad que a menudo se oculta tras las puertas de los hogares: la explotación económica de las personas mayores por parte de sus propios familiares. En este caso, la víctima es una anciana que, en su silla de ruedas, se convierte en testigo involuntario de una escena que mezcla lo trágico con lo cómico.

La escena comienza en un banco, donde la familia lleva a la anciana para cobrar su jubilación. Pero lo que debería ser un acto de cuidado y respeto se transforma en una farsa cruel. Los miembros de la familia, sin ningún remordimiento, toman el dinero, piden cambio y lo reparten entre ellos mismos. La cajera observa impotente, y la anciana, confundida y vulnerable, no comprende lo que está sucediendo.

 La ironía alcanza su punto máximo cuando, tras la repartición del dinero, todos se alejan, dejando a la anciana sola con uno de ellos y varios niños. La escena revela la falta de empatía y la crueldad de quienes deberían protegerla. La jubilación, destinada a su bienestar, se convierte en un botín para otros.

Es relevante destacar que la víctima es una mujer. Las estadísticas confirman que las mujeres mayores son las principales afectadas por la violencia económica. La autora española mencionada en el artículo tiene razón al señalar esta realidad. El género y la edad se entrecruzan, creando una vulnerabilidad específica que debe abordarse desde una perspectiva legal y social.

Las herramientas legales, tanto a nivel nacional como internacional, deben considerar esta situación. No podemos descontextualizar los hechos ni aplicar normativas sin tener en cuenta las particularidades de las personas mayores. La protección de sus derechos es fundamental para que puedan superar las desventajas que enfrentan.

La sociedad también debe cuestionar los estereotipos y prejuicios relacionados con la vejez. No debemos olvidar que detrás de cada arruga hay una vida llena de experiencias y sabiduría. La vejez merece respeto y dignidad, y la violencia económica es una afrenta a esos valores.

En conclusión, este artículo busca analizar la violencia económica desde una perspectiva psicológica y jurídica. Debemos crear conciencia sobre esta problemática y trabajar juntos para proteger a nuestras personas mayores, garantizando que sus derechos sean respetados y que puedan vivir con dignidad en esta etapa de la vida.

Lo particular del procedimiento y el tratamiento legislativo en la temática del adulto mayor en situación de violencia

El envejecimiento es un proceso dinámico, natural y continuo que abarca cambios biológicos, psicológicos y sociales. A lo largo de la vida, factores endógenos y exógenos se entrelazan para dar lugar a manifestaciones heterogéneas. Sin embargo, más allá de esta universalidad, cada cultura imprime su sello en el concepto de envejecimiento, generando un imaginario colectivo con mitos y prejuicios.

En una sociedad consumista que valora el “tener” y la productividad, los adultos mayores a menudo quedan relegados a un rincón de aislamiento y desvalorización. La estética y el poderío físico prevalecen, mientras que la experiencia y la sabiduría acumulada por los años pasan desapercibidas. Este cambio de perspectiva es una característica distintiva de nuestra época.

La especialidad de la temática del adulto mayor en situación de violencia se manifiesta en varios aspectos:

  • Concepto de maltrato: La interpretación del maltrato hacia los adultos mayores varía según el contexto cultural y social. Reconocer y definir adecuadamente las formas de violencia es fundamental para abordar este problema.
  • Marco teórico: Las teorías que sustentan la comprensión del maltrato a los adultos mayores son diversas. Desde la perspectiva de los derechos humanos hasta los enfoques psicosociales, es crucial contar con un marco teórico sólido para diseñar intervenciones efectivas.
  • Marco normativo específico: Las leyes de protección contra la violencia familiar a menudo equiparan al adulto mayor con niños, niñas, adolescentes y personas con padecimientos mentales. Sin embargo, esta igualdad procesal no siempre refleja la realidad. Es necesario revisar y adaptar las normativas para garantizar una protección efectiva.
  • Capacidad y toma de decisiones: La autonomía y la capacidad de decisión de los adultos mayores deben ser respetadas. No es correcto infantilizarlos o subestimar su capacidad para denunciar situaciones de violencia.
  • Redes sociales y familiares: La existencia de redes de apoyo es crucial para prevenir y abordar la violencia hacia los adultos mayores. Fortalecer los lazos familiares y comunitarios es esencial.
  • Historia de vida: Cada adulto mayor tiene una historia única. Comprender su contexto y trayectoria vital es fundamental para diseñar estrategias de intervención personalizadas.

En resumen, el tratamiento legislativo debe ser sensible a las particularidades del envejecimiento y la violencia hacia los adultos mayores. No debemos subestimar ni infantilizar a quienes han acumulado sabiduría y experiencia a lo largo de los años. Es hora de reconocer su voz y proteger sus derechos de manera efectiva.

La Percepción de la Jubilación como una Situación de Violencia Económica

En el contexto de los adultos mayores, la percepción de la jubilación puede convertirse en un acto de violencia económica. Analicemos este fenómeno desde una perspectiva de protección de derechos y consideremos cómo afecta a quienes han dedicado toda una vida al trabajo y la contribución social.

  • Apropiación de Recursos Patrimoniales:
    • La jubilación representa un derecho adquirido tras años de esfuerzo laboral. Sin embargo, en muchos casos, terceros intentan apropiarse de estos recursos, limitando la autonomía financiera de los jubilados.
    • La falta de control sobre sus ingresos y la imposibilidad de administrar sus bienes pueden dejar a los adultos mayores en una situación vulnerable.
  • Seguridad Social y Necesidades Básicas:
    • Aunque la mayoría de los jubilados no reciben montos que cubran todas sus necesidades básicas, el beneficio previsional proporciona un ingreso mensualizado y la posibilidad de acceder a créditos.
    • Esto hace que el manejo de estos recursos sea codiciado por personas cercanas al jubilado, lo que puede derivar en situaciones de abuso o manipulación.
  • Género y Generación:
    • Las consideraciones de género y generación también influyen en la percepción de la jubilación.
    • Las amas de casa, por ejemplo, han accedido a la seguridad social en los últimos años, pero sus ingresos aún pueden ser insuficientes para cubrir todas sus necesidades.
  • Desconocimiento Tecnológico:
    • La falta de conocimiento sobre nuevas tecnologías bancarias, como cajeros automáticos o sistemas en línea, puede llevar a que los adultos mayores deleguen la gestión de sus haberes.
    • A pesar de su independencia económica, la falta de habilidades tecnológicas no siempre se traduce en autonomía.

En resumen, la percepción de la jubilación no solo es un tema financiero, sino también un asunto de derechos y protección. Es fundamental abordar estas cuestiones para garantizar que los adultos mayores mantengan su dignidad y autonomía en esta etapa de la vida.

En el caso de “M., F. s/ Protecci

En este caso se presentó una situación compleja y preocupante. La Sra. M. no recibía su jubilación, alegando que no la tenía tramitada. Sin embargo, se descubrió que en realidad sí percibía dicho emolumento, pero era cobrado por su sobrino, a quien había designado como apoderado. Además, se constató que la señora había obtenido un préstamo con su firma, a pesar de no saber firmar.

El escenario se complica aún más: uno de los sobrinos de la Sra. M., con quien ella nunca convivió ni recibió cuidados, contrajo matrimonio con ella. Esta unión aparentemente tenía como objetivo constituirse como pensionado de la ANSES tras el fallecimiento de la Sra. M.

El juez, ante esta serie de situaciones de violencia económica y/o psicológica, plantea que la adulta parecía ser un mero objeto del que se valían sus familiares y allegados. Como resultado, el juez toma medidas para que lo ocurrido no quede impune:

  • Derivaciones en el orden civil y penal: El expediente se remite a la Fiscalía correspondiente para evaluar posibles acciones legales.
  • Acción de nulidad de matrimonio: Se considera la posibilidad de anular el matrimonio.
  • Investigación por delito contra el Estado Civil y tentativa de fraude contra la Administración Pública: Se inicia una acción para investigar estos posibles delitos.

Es fundamental que se haga justicia y se proteja a las personas vulnerables en situaciones como esta. La Sra. M. merece que se investigue adecuadamente y se tomen las medidas necesarias para salvaguardar sus derechos y bienestar

Violencia Económica hacia Personas Mayores: Un Análisis desde la Perspectiva Profesional

La violencia económica es una realidad que afecta a muchas personas mayores en nuestra sociedad. A menudo, esta forma de maltrato pasa desapercibida, pero su impacto puede ser devastador. En este artículo, exploraremos cómo los equipos profesionales pueden abordar este supuesto de violencia económica en sus informes y cómo proteger a las personas mayores.

Evaluación del Impacto

Los equipos profesionales, como trabajadores sociales, abogados y médicos, desempeñan un papel crucial en la detección y prevención de la violencia económica hacia las personas mayores. Al evaluar el impacto de la apropiación indebida de los haberes de una persona mayor, deben considerar varios aspectos:

  • Necesidades Básicas: ¿La persona mayor tiene acceso a una alimentación adecuada, servicios médicos y vestimenta? Si no, podría ser un indicio de que sus recursos no se utilizan correctamente.
  • Calidad de Vida: ¿El nivel de vida de la persona mayor se corresponde con sus ingresos? Si hay discrepancias significativas, es importante investigar más a fondo.
  • Manipulación y Amenazas: La amenaza de perder asistencia o contacto familiar puede generar miedo y manipulación. Los profesionales deben estar alerta a estas señales.
  • Deterioro Cognitivo y Vulnerabilidad: Si se observan signos de deterioro cognitivo o abandono, se debe considerar una evaluación de capacidad legal para proteger a la persona mayor.

Prevención y Acciones Legales

Para prevenir la violencia económica, es fundamental:

  • Educación y Concientización: Los profesionales deben educar a la comunidad sobre los riesgos y señales de la violencia económica. Programas de capacitación y campañas de sensibilización son esenciales.
  • Redes de Apoyo: Fomentar redes de apoyo para las personas mayores, incluyendo familiares, amigos y organizaciones comunitarias. Estas redes pueden ayudar a detectar situaciones de abuso.
  • Legislación y Políticas: Es necesario contar con leyes y políticas que protejan a las personas mayores de la explotación financiera. Los profesionales deben estar al tanto de estas regulaciones.
  • Determinación de Capacidad: Cuando la vulnerabilidad es evidente, se puede solicitar una evaluación judicial de la capacidad de la persona mayor. Esto garantiza un sistema de apoyos adecuado.

En resumen, la violencia económica hacia las personas mayores es un problema serio que requiere una respuesta integral. Los equipos profesionales desempeñan un papel crucial en la detección temprana y la protección de nuestros adultos mayores. Juntos, podemos trabajar para crear un entorno más seguro y justo para todos.

Basado en: La Apropiación De La Jubilación Como Una Manera De Ejercer Violencia Económica Hacia Los Adultos Mayores: Aportes Psicológicos Y Jurídicos

de Diego Oscar Ortiz y Silvia Cabito

pensamientocivil.com.ar